Periódico digital del Colegio "Villa de Móstoles"

Tercer día en la granja escuela El Palomar

11 de noviembre de 2015

El tercer día amanece con un sol radiante y apuramos un poco el tiempo hasta el desayuno retozando entre las sábanas porque ya el cansancio empieza a notarse.
Desayunamos y, de nuevo, las sorpresas nos acompañan desde primera hora del la mañana. Nos encontramos donuts de chocolate, que nos dan toda la energía que vamos a necesitar durante el día, que promete ser entretenido y lleno de actividades.
Nuestra rutina diaria comienza con la limpieza de jaulas y alimentación de animales; vacas, conejos y cabras se han convertido en parte de nuestra gran familia.
La sorpresa hoy es que, además, vemos a la nutria construir una presa en su estanque y aprendemos a separar los patos de la nutria durante el tiempo en que les damos de comer, porque se ponen muy nerviosos cuando ven la comida pasar por su lado y nos les gusta compartirla con ella. Serán como nosotros, que a veces nos enfadamos por tonterías pero luego enseguida se nos pasan.
Hoy conocemos a unos nuevos amigos: los koaties, perros de la pradera y mapaches, a los que también limpiamos y damos comida, aunque son muy tímidos y les cuesta dejarse tocar.
Para terminar la mañana con alegría y risas, damos de comer al burro, que comparte casita con el toro africano. Y, además, hacemos trenzas a los ponis, que se muestran encantados de lucir un nuevo peinado.
Cuando por fin parece que han terminado todas las sorpresas…¡nos encontramos con una calle del Madrid de los 50! En ella hay unas tiendas con nombres muy raros que dicen que se llaman “barbería” y “ultramarinos”, aunque nosotros no hemos visto ningún animal de mar por allí…
El arroz con tomate y los nuggets de pollo de la comida nos parecen un auténtico manjar, sobre todo cuando, según terminamos de comer, vemos una exhibición de rapaces que nos deleitan con sus vuelos rasantes, poses majestuosas y, para que no nos olvidemos de ellas, ¡terminan posándose en nuestras manos!
Después de la bella y emocionante impronta que deja en nuestras retinas la maravillosa exhibición, merendamos y empezamos los talleres que hoy nos enseñan a cocinar magdalenas y a hacer jabones de diferentes formas y colores que huelen tan bien que nos hace imaginarnos que estamos paseando por medio de un prado de rosas.
Los filetes de lomo de la cena nos ayudan a prepararnos para la velada nocturna, donde las historias, juegos y persecuciones hacen que lleguemos a la cama tan agotados que solo podemos soñar con el día de mañana que, por lo que hemos podido oír a los profes, hace que en nuestros sueños aparezcan las palabras “mercadillo”, “discoteca”, “rapaces”… En fin, muchas emociones por sentir e inolvidables experiencias por vivir.

¡Qué ganas de que llegue el día de mañana!

Los tutores de 5.º E.P.
Blanca Fernández,  Mª Teresa Fernández, Jose María García y Antonio Jurado

Etiquetado como:

1 Respuesta »

  1. ¡Madre mía!
    ¡Qué suerte tan grande han tenido con el tiempo! ¡Qué experiencia tan inolvidable! Gracias por este blog que las mamás y papás recibimos como agua de mayo. Y un especial agradecimiento a los profes que acompañan estos días a nuestros hijos porque sabemos la responsabilidad y el gran trabajo que supone.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: