Periódico digital del Colegio "Villa de Móstoles"

Nuestros ciudadanos sufren un negativo aumento de peso

La encuesta nacional de salud que se lleva haciendo desde 1987 afirma que enfermedades como el sobrepeso y la obesidad en los ciudadanos de nuestro país puntúan las más altas marcas de la Unión Europea. Ese año, el porcentaje de personas con sobrepeso era del 40%, pero actualmente la cifra se ha incrementado a un 54%. Un estudio hecho por el NIE a más de 21.000 hogares determina una predisposición evidente a enfermedades crónicas unidas al envejecimiento y sobrepeso.

Los expertos  que realizaron la encuesta plantean algunas características de los variados factores que afectan a nuestra salud.

  • Obesidad: Es uno de los aspirantes a epidemia del siglo XXI. Este factor determina a los demás. La encuesta muestra que el 17% de las mujeres y el 14,4% de los hombres no realizan ninguna actividad física; el otro 36,3% de los hombres y 50,6% de las mujeres realizan actividad física de forma “activa”.
  • Tabaquismo: Es la cifra más baja según los expertos. Anteriormente, los fumadores mayores de 15 años eran 36,6% y este porcentaje ha descendido al 24%. Es el dato más positivo de la encuesta, puesto que el número de fumadores desde 2005 no ha cambiado y se mantiene continuo. Según los expertos no hay que relajarse en cuanto  a este factor.
  • Dolencias crónicas: Las más comunes son el dolor lumbar, la hipertensión y la artrosis. Una de cada seis personas sufre dolencias crónicas. Las más afectadas son las mujeres.

Las tendencias a estas dolencias han aumentado,  ya que la hipertensión se ha incrementado en un 65% respecto a 1993, el colesterol el 100% y la diabetes el 70,7%. Todos estos problemas son factores de riesgo cardiovascular.

  •  Atención Sanitaria: Las consultas a urgencias y hospitales han descendido, el uso de medicamentos también. Además, el 95% de los dispensados lo fueron con receta médica, lo que desmiente que se abuse de ellos.
  • Salud: La cantidad de personas que dice que su salud en buena o muy buena  ha sufrido un ascenso de cinco puntos hasta el 75,3% récord de esta variable desde que comenzaron las mediciones en 1987. Este dato parece chocar con el empeoramiento de los demás factores, pero según Farjases “coherente” con datos como el aumento de la esperanza de vida, la reducción del consumo del tabaco, de alcohol, del control de cáncer de mama y de cuello de útero y reducción en infarto de miocardio en hombres jóvenes de España. Las mujeres, pese a su mayor vitalidad, responden que su salud es hasta ocho puntos peor que la de los hombres en general.

La encuesta tiene un apartado particular para los mayores: la medición de su autonomía (capacidad para cuidarse, hacer las tareas del hogar y moverse sin ayuda). Se mide a partir de los 65 años. Siguiendo la terminología clásica, este dato es muy bajo, ya que más del 75% no tienen problemas a tan temprana edad. Hasta los 85 años más de la mitad se considera apto. Se envejece más, pero mejor.

 Megam Calderón (4.º ESO)

Resultados de la encuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: