Periódico digital del Colegio "Villa de Móstoles"

La fundación de la ciudad de Roma

Desirée Vela Tejada y Andrea Ramos Simón (4.º ESO B)

La fecha aceptada generalmente para la fundación de la ciudad de Roma es el 21 de abril del año 753 a. C., un día sagrado dedicado a la Pales, diosa de los pastores. Existen varias versiones de la leyenda sobre el origen de Roma, pero sin duda la más conocida es la de Rómulo y Remo.

El dios Marte iba paseando por la orilla de un río de la ciudad de Alba Longa, cuando vio a una mujer durmiendo allí y se enamoró de ella. De su unión nacieron los gemelos llamados Rómulo y Remo, que fueron depositados en una cesta y arrastrados por el río Tíber hasta llegar a un lugar en que una loba, de nombre Luperca, los salvó y amamantó. Cerca de allí vivían los pastores Faústulo y Aca Larentia, que al encontrar a los bebés los adoptaron.

Cuando crecieron, los hermanos fueron informados de su historia; así que regresaron a Alba Longa para destronar a Amulio, que había usurpado el trono a Númitor, abuelo de los gemelos y padre de Rea Silvia, la mujer que los dio a luz. Después, Rómulo y Remo se propusieron edificar una nueva ciudad en el mismo lugar en el que fueron encontrados por la loba. Decidieron que uno construiría el pueblo y que el otro lo ayudaría. Así, consultaron a los dioses para informarse sobre quién estaría al frente de la ciudad para no pelearse entre ellos.

Rómulo subió a la cima del monte Palatino y Remo, al Aventino. Rómulo estaba convencido de que él había sido elegido por los dioses a través de un augurio: las aves que sobrevolaban la zona hicieron un círculo sobre él. De esta manera, tiró su lanza en el monte para encontrar el lugar adecuado, y una vez que tocó la tierra, esa lanza se convirtió en el árbol sagrado de la ciudad de Roma.

Con la ayuda de una vaca, un toro blanco y un arado marcó en la tierra el surco sagrado que delimitaría la ciudad. Remo saltó sobre dicho surco, violando así la muralla sagrada, sacrilegio que se convirtió en la primera pena capital del Imperio Romano. De acuerdo con la tradición, Rómulo lo mató con su espada para que en el futuro los dioses no permitieran que nadie más violase la muralla sagrada.

Así, Rómulo se convirtió en el primer rey de Roma y reinó hasta que desapareció en una tormenta por obra de su padre Marte.

Se considera que el nombre de la ciudad hace referencia a su fundador, Rómulo. Roma también es llamada “urbe”, y este nombre, que en latín pasaría a denominar después cualquier otra ciudad, proviene de “urvus”, surco realizado con un arado, tal y como hizo Rómulo.

En el transcurso de su historia, que abarca tres milenios, Roma fue una de las primeras grandes metrópolis de la Humanidad. Fue el corazón de una de las civilizaciones antiguas más importantes y ejerció su influencia en la sociedad, la cultura, la lengua, la literatura, el arte, la arquitectura, la filosofía, la religión, el derecho y en la vestimenta de los siguientes siglos. Además, fue la capital del Imperio Romano de Occidente.

Actualmente es la ciudad con la concentración de bienes históricos y arquitectónicos más alta del mundo y su centro histórico es la expresión del patrimonio histórico, artístico y cultural del mundo occidental europeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: