Periódico digital del Colegio "Villa de Móstoles"

Los alumnos de E.P. nos cuentan cómo han vivido sus abuelos (I)

Ainhoa Dubai (6.º E.P.)

Mi abuelo

      Voy a hacer la biografía de mi abuelo porque… Bueno, prefiero que lo descubráis por vuestra cuenta.

    Mi abuelo nació el 8 de julio de 1938.  Por aquel entonces había guerra, la guerra civil española. Aquellos tiempos eran difíciles porque no había mucho que comer. A los ciudadanos les daban una cartilla de racionamiento.

      Dos años más tarde, el 16 de octubre de 1940, perdió a su padre, que combatía en la guerra. Mi abuelo solo tenía dos años.  La madre de mi abuelo, Felisa, encontró un trabajo en Tarragona (Cataluña) como sirvienta, así que se fue con mi abuelo.  Cuando mi abuelo tenía cinco años regresó a Móstoles.  Pero nada más llegar, todo eran malas noticias: un par de días antes de su regreso se había muerto su abuela por parte de madre.

      Con trece años empezó a trabajar de aprendiz de mecánica en un taller. En el año 1956, conoció  a una joven chica llamada Pilar. Seis años más tarde, se fue a Barcelona a trabajar. Estuvo allí durante 2 meses.  En 1965, mi abuelo y un amigo pusieron su propio taller de reparaciones: “Pérez y Hernández´´.   Ese mismo año, mi abuelo empezó a construir una casa en la c/del Cristo. El 30 de octubre se casó con Pilar en la ermita Nuestra Señora de los Santos.  El 6 de noviembre de 1966 tuvieron un hijo y lo llamaron Ángel Javier.  Al año siguiente, se fueron a vivir a la casa que habían construido en la c/ del Cristo.  El 23 de enero tuvieron otro hijo y lo llamaron Francisco José.

     Vivieron felices hasta que el menor  de sus hijos, Francisco, cayó enfermo de un tumor llamado Tera Carcinoma en 1993.  Estuvo cinco años en tratamiento, hasta que murió el 9 de agosto de 1997. Lo pasaron muy mal.  El 28 de septiembre de 2001 tuvieron una nieta llamada Ainhoa Dubai y tres años después otra, Aruca Adriana.  Esta felicidad, sin embargo, quedó eclipsada por la muerte de la madre de mi abuelo en enero de 2005.

     Afortunadamente, el 4 de septiembre de 2012 tuvieron otro nieto, llamado Francisco Javier en honor a su hijos.

     Todos los nietos hemos idos creciendo. Mi abuelo nos trata como su fuéramos sus hijos. Siempre cuida la casa y al mínimo problema siempre nos ayuda.

     Para mí, él es único. Ha pasado por muchos problemas muy difíciles y los consigue superar.  No es famoso, ni el más rico, pero para mí es muy importante.  Creo que con esto se sabe por qué lo he elegido a él.

1 Respuesta »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: