Periódico digital del Colegio "Villa de Móstoles"

Los alumnos de E.P. nos cuentan cómo han vivido sus abuelos (V)

Sandra Molina (6.º E.P.)

     Mi abuela Cari

       Mi abuela nació en Madrid el 11 de julio de 1939, aunque sus padres por pereza la inscribieron el día 22 de Julio. Fue una niña rolliza y muy blanquita de piel. Su padre trabajaba en la construcción. Un día, al volver a casa del trabajo con otro compañero, los detuvo la policía. Al parecer había una concentración de personas; no se sabe por qué motivo. Mi abuela tenía entonces cuatro años y se fue con su abuela a Valladolid. Allí se lo pasó muy bien jugando en el campo grande. Ese campo es el más grande y famoso de Valladolid.

      Recién cumplidos los 5 años, a su padre lo libertaron y fue a recogerla a Valladolid. Mi abuela tenía una hermana dos años más pequeña con la que jugaba mucho en la calle,   puesto que en aquellos tiempos no circulaban prácticamente los coches, las motos…

        A los 10 años la mandaron a unas colonias en un pueblecito al lado de la Coruña llamado “Hoza”. Allí, donde también fue su hermana, se lo pasaron muy bien, pues vieron por primera vez el mar. Acudían a una playita privada exclusiva para los niños de la colonia.

       Con trece años se puso a trabajar de aprendiza en un taller de sastrería, puesto que desde pequeña le había gustado mucho la costura. Ella confeccionaba los vestidos de sus muñecas. En el taller estuvo cinco años trabajando.

        Mi abuela tenía un hermano trabajando en Guinea Ecuatorial. Al cumplir mi abuela los 18 años se marcho allí con su hermana a la isla Fernando Poo, cuya capital era Santa Isabel y pertenecía a la antigua Guinea española, para pasar una temporada, que duró dos años, con su hermano. Vivieron en un poblado indígena llamado Bakake donde ellos eran los únicos europeos. Era un poblado construido por pequeñas cabañas de nipa y cálabo (madera y hoja de palmera). Esto marco un punto y aparte en su vida. Todo aquello era completamente diferente a lo que había vivido hasta ese momento. Era una isla maravillosa poblada de cocoteros, palmeras, ceibas (árboles corpulentos) y cacaotales. A los nativos de la isla se les llamaba Bubbies.

         Cumplidos los 23 años conoció al que luego sería mi abuelo, con quien tuvo tres hijos: Belinda, Susana (mamá) y Javier. En este momento, a sus 73 años, tiene cinco nietos: Eduardo, de dieciocho años; Esther, de quince años; yo, Sandra, de once años; Laura, mi hermana, de siete años y Daniela, de dos años.

     Mi abuela se llama Caridad García García y vive en la preciosa villa de Móstoles y continúa viviendo experiencias maravillosas junto a la familia.

2 comentarios »

  1. Me ha sorprendido mucho la biografia de la abuela Cari, y me ha gustado mucho como lo ha redactado Sandra. Gema

  2. Preciosa lo has hecho genial.
    Me he emocionado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: