Periódico digital del Colegio "Villa de Móstoles"

¿Para qué tengo que estudiar Historia?

 …y qué pensarías si después de 40 años de vida tuvieras un accidente y no reconocieras a tus hijos ni a tus padres ni a tus amigos ni supieras quién eres…..

Juanjo Hernández (Profesor de Ciencias Sociales)

Podríamos empezar diciendo cosas como que nuestro estatus de hoy es el fruto de nuestro pasado y se sustenta sobre las vivencias de otros que vivieron antes que nosotros; o que conocer cómo era la vida de nuestros antepasados nos ayuda a valorar mejor lo que tenemos haciendo posible la corrección de los errores cometidos; o que todo avance se sustenta sobre el conocimiento del pasado, de lo que otros hicieron antes, de lo que otros vivieron… y así podríamos enumerar más y más razones. Pero lo cierto es que estaríamos justificando el estudio de una materia solo por su utilidad material, olvidándonos por completo del PLACER DE APRENDER.

Es ese placer por aprender, esa inquietud por conocer, por superarse, por aumentar nuestro conocimiento , el que ha provocado los grandes avances que nos han conducido a tener la vida que hoy tenemos; pero lo cierto es que este valor, el del “placer de aprender”, está hoy bastante devaluado y solo parecen interesarnos las cosas que nos reportan un beneficio material y a ser posible inmediato o a corto plazo (“pelotazos”). Por eso escuchamos las intenciones de nuestros hijos y/o alumnos apostillando siempre con un: “¿pero eso tiene salida?”, en lugar de preguntarles si eso les hará felices aunque les cueste vivir de ello.

Los grandes científicos, investigadores, creadores… no se mueven por el interés material: sus sueldos o becas suelen ser más bien “delgados”. Es su afán por descubrir, por superarse, por avanzar en el conocimiento, lo que les lleva a esforzarse, a dedicar horas y horas para encontrar una nueva vacuna, un nuevo medicamento, sabiendo que muchas veces serán otros −los del “pelotazo”− los que obtengan importantes beneficios. Podemos jugar a ser de estos últimos, pero quien ayuda a los demás, quien nos hace avanzar, quien facilita nuestro progreso, quien mejora nuestra vida… son los primeros; esos “bichos raros” que estudian, investigan, se esfuerzan… por el PLACER DE APRENDER. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: