Periódico digital del Colegio "Villa de Móstoles"

La prima de riesgo

Víctor Fernández (Profesor de Matemáticas)

Este término lleva meses siendo protagonista en todos los medios de comunicación. El crecimiento que ha experimentado su valor en nuestro país ha hecho que este concepto salga del anonimato para convertirse en tema habitual de muchas conversaciones cotidianas.

En este artículo voy a intentar explicar de una forma sencilla en qué consiste y cómo afecta a nuestra economía.

Empezaremos por la definición: en el mercado de deuda pública, la prima de riesgo, también conocida como diferencial de deuda, es el sobreprecio que paga un país para financiarse en los mercados en comparación con otros países.

Seguiremos con unas explicaciones adicionales para ponernos en situación.

Los países, al igual que las familias, tienen un presupuesto. Generan unos ingresos procedentes fundamentalmente de los impuestos e incurren en una serie de gastos, como son las partidas de sanidad, educación, seguridad, infraestructuras, etc.

Cuando los gastos públicos que se generan por la actuación del Estado superan a los ingresos públicos se origina el déficit público. Cada vez que se incurre en un déficit, el Estado se endeuda para financiar ese exceso de gasto. Cuando se suceden años con déficit, a la deuda que se va generando se la denomina deuda pública.

Para financiar esa deuda el Estado puede recurrir a los siguientes mecanismos:

  • Aumentar los impuestos, con el inconveniente de que se reduce la capacidad adquisitiva de las familias, frenando el consumo y la inversión y, por tanto, el crecimiento económico y la creación de empleo.
  • La emisión de dinero, que resulta desaconsejable, ya que provoca inflación (subida de los precios de los bienes y servicios) y puede llevar a la devaluación de la moneda. Además, en la actualidad, esta medida no puede ser utilizada por los países miembros de la Unión Europea.
  • La emisión de títulos de deuda pública, que es el mecanismo que habitualmente se utiliza para financiar el déficit público.

Nos centraremos en esta tercera opción. Cuando el Estado emite y pone a la venta títulos de deuda pública se endeuda, ya que recibe un préstamo de quien los ha adquirido y asume una carga financiera en concepto de intereses. Es aquí donde entra en juego la prima de riesgo.

Veamos el siguiente ejemplo: imaginemos que tengo unos ahorros y quiero sacar una rentabilidad de ellos, invirtiendo en la compra de títulos de deuda pública de un país de la UE. Si todos los países me ofrecieran la misma rentabilidad elegiría invertirlos en Alemania puesto que es el país más solvente de la UE y mis ahorros estarían más seguros. Este es el problema al que se enfrentan el resto de países de la UE. Para que los ahorradores decidan invertir en España en lugar de hacerlo en Alemania, el Estado español tendrá que ofrecer una rentabilidad superior a la alemana. Este diferencial con respecto a la deuda alemana es lo que se conoce como prima de riesgo.

Cuanto mayor es el riesgo de insolvencia de un país, más alta será su prima de riesgo y más alto será el tipo de interés de su deuda. Dicho de otra forma, es la rentabilidad que exigen los inversores (interés) a un país para comprar su deuda soberana en comparación con la que exigen a otros países. La prima de riesgo significa, de este modo, la confianza de los inversores en la solidez de una economía.

Vemos el mismo ejemplo, añadiendo unas cifras: España y Alemania necesitan emitir bonos de deuda pública a diez años de forma regular para financiarse. Si la rentabilidad de los bonos de un país (España) a diez años es del 5,925%, y la de bonos de otro país (Alemania) del 1,421%, la diferencia es del 4,504% (la resta entre 5,925 y 1,421). Esto es, de 450 puntos básicos. En este caso, la prima de riesgo del primer país (España) sería de 450 puntos.

Este sería un caso de prima de riesgo subjetiva o negociada, ya que las probabilidades reales de impago no se conocen con certeza y se basan en conjeturas y expectativas subjetivas de los agentes económicos.

La prima de riesgo de los países de la Unión Europea se calcula respecto a Alemania porque se supone que su deuda pública es la que tiene menor riesgo de impago. Incluso se suele aceptar que su riesgo de impago es cero.

El problema de tener una prima de riesgo alta es que hipoteca la actuación de futuros gobiernos, ya que merma los recursos disponibles para llevar a cabo inversiones en infraestructuras, realización de obras públicas, aumento de los gastos sociales,… lo que empeora el crecimiento económico y a su vez origina problemas de déficit en las cuentas del Estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: